Club literario El rincón del caminante

A UNA PROSTITUTA

A UNA PROSTITUTA

 

Carne lacerada,

raudal de llanto.

Habitante de la noche,

flor nocturna

iluminada con luz de luna.

La desesperación con los látigos

de la miseria y el hambre

te empujaron a ese no vivir

en el que te codeas, día a día,

con la muerte.

Traficantes con corazón de roca

explotan tu entraña

que para misiones sagradas

fue creada.

Cortesana del sexo…

¡cuántas noches de jergón maldito

y placer para otros

mientras tú mascullas amargura!

 

Delia Checa

de mi libro “Perfiles de Mujer”

Mendoza (Argentina)

2015

 

 

2 comentarios

  1. Imagen de perfil de Pedro Glez, L.

    Gracias Delia por resaltar lo trabajoso que le resulta a la prostituta su labor, si las quitasen… sería peor, son la falsa ilusión del amor, más bien esperanza a la satisfacción, así dejen tranquilas a sus seres queridos, vicio, aunque con Sarna no pica.

    Saludos.

     
  2. Imagen de perfil de Delia Checa

    Es un trabajo indigno,
    una forma más de violencia de género.
    Una manera de explotación que subsiste
    en este siglo XXI que se cree muy evolucionado.
    Gracias por leerme y dejar tu comentario.

     

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: