Club literario El rincón del caminante

A veces

A veces

A veces queda nada

cuando comienza el día.

 

Poco a poco,

ganando talento y segundos,

adviertes

que las brumas dan paso

a las verdades relativas

de una dicha merecida

por todos.

 

Consideras y contemplas

las razones de un gozo

que se convierte

en sustento, en alimento,

en años y anhelos cumplidos.

 

Nos abrimos paso

con lágrimas y sonrisas

que tienen sentidos diversos,

a menudo contrarios,

siempre complementarios,

con criterios

que alcanzamos a comprender

con mutaciones de salvación.

 

A veces conseguimos la partida

frente a la mala racha,

a lo relativo, a lo absoluto,

a lo que fue, a lo que será,

y nos situamos en un presente

que es espectáculo de ganadores.

 

A veces nos sabemos

en el amor, en la justificación

que nos encumbra

a la cima de quienes sueñan,

y somos, con ellos,

ese uno que nos da credibilidad.

 

A veces, sólo a veces,

observamos y entendemos,

y nos maravillamos

por la gracia milagrosa

de estar en el mejor sitio posible,

aunque sea sencillo,

porque es la actitud,

no lo olvidemos,

la que nos inclina

hacia el lado de la felicidad.

 

A veces, lo captamos,

lo percibimos con inteligencia.

 

Y cuando acaba el día,

en esas ocasiones,

todo queda.

 

¡Ay, a  veces…!

 

Juan Tomás Frutos.

 

3 comentarios

  1. Gracias Juan por tu constancia.
    Besos
    Natuka

     
  2. Gusté pasear por tus líneas, poeta.
    Shalom, amigazo

     
  3. Gracias por vuestros considerandos. Un abrazo, y besos.

     

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: