Club literario El rincón del caminante


Club literario El rincón del caminante

Amistad

Estuvo en mi casa.
Ella salía todos los días en busca de su sueño.
Yo salía todos los días en busca de droga.
Quedábamos a las cuatro de la mañana para regresar juntos a casa.
Sin tocarnos, sin besarnos. Solo hablábamos.
Ella, de casting en casting.
Yo, de pico en pico.
Siempre regresábamos a casa de madrugada, sin tocarnos, sin besarnos.
Solo hablábamos.
Yo respetaba sus ilusiones.
Ella respetaba mi drogadicción.
Solo nos veíamos de madrugada.
Solo hablábamos.

Normal
0

21

false
false
false

ES
JA
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:12.0pt;
font-family:Cambria;
mso-ascii-font-family:Cambria;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Cambria;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: