Club literario El rincón del caminante

AQUELLA VOZ

AQUELLA VOZ

Cálida voz, envolvente canto,

canción de cuna que me arrullaba.

Tan humana y viviente, plena de dulzura,

con algo de cristalino, tenue y quebradizo.

 

Acariciadora y sutil, alas de mariposa

que, suaves, rozaban sentidos y piel,

para penetrar, mágica sinfonía,

finalmente en mi alma, seminal y nutricia.

 

Mis oídos guardan su eco,

como caracol en lejana playa

la voz de su inexistente padre-mar

que a la arena lo arrojó.

 

Delia Checa

D.R.

 

 

 

 

2 comentarios

  1. Hermoso verso.
    Un abrazo

     
  2. Muy agradecida, Carmen,
    me siento muy honrada por tu comentario.
    Abrazo
    Delia

     

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: