Club literario El rincón del caminante


Club literario El rincón del caminante

Antes de entrar deberás leer y aceptar las NORMAS

En primer lugar informaros que el Club Literario El Rincón Del Caminante es de libre acceso, se pueden visitar todas las páginas libremente, no se exige la previa suscripción o registro de los Usuarios.

La suscripción y utilización del club literato es totalmente gratuita para los miembros.

El acceso al Club Literario El Rincón Del Caminante implica la aceptación de las condiciones generales, así como la aceptación de las normas.

Antes de entrar deberás leer y aceptar las NORMAS.

Autor: Héctor

La inspiración de Oscar Wilde

La inspiración de Oscar Wilde

Para un escritor la inspiración, al fin mujer, es veleidosa e impredecible, viene cuando menos se espera.      Cuenta la leyenda que el dramaturgo inglés (la verdad, irlandés), Oscar Wilde, se encontraba en el estudio de un amigo pintor (retratista) que tenía como modelo a un guapo joven de 18 años, hijo de un lord, al que le estaba haciendo su retrato.      Oscar al ver la belleza del joven, como... »

Agradecimiento

Agradecimiento

En aquel pueblo olvidado, el padre Coruco, encargado de la humilde iglesia del lugar, miraba con sorpresa al elegante caballero que humildemente arrodillado ante la imagen de Santa Rita de Casia, abogada de los casos desesperados, decía en voz alta: “gracias Señora, le prometo traerle sus rosas cada 22 de mayo por el favor tan grande que me hizo”. —Hijo mío —dijo el buen sacerdote—, me alegra tu d... »

Una pregunta

Una pregunta

  Flor de Liz —vedete del Cabaret de burlesque “el Tívoli”, con un cuerpo despampanante y esposa del campeón de lucha grecorromana “el gorilón” —, visitaba a su amante, el guapo actor Luis Enrique, en la sala de traumatología del hospital de la Benemérita Cruz Roja, éste se encontraba como momia egipcia rodeado de vendajes y aparatos de tracción en sus miembros inferiores, gemía de dolor y gritó c... »

Terapia intensiva

Terapia intensiva

Don Nemesio Calvinez, ingeniero industrial egresado del Tecnológico de Monterrey con doctorados en varias universidades, presidente y principal accionista de la Sociedad Industrial Mexicana, puntal de la comunidad del país cuyo nombre aparece en la Revista Forbes de México, se encontraba internado en la sala de terapia intensiva del elegante hospital “Los Ángeles” de la capital debido a un severo ... »

Oración de una afligida viuda

Oración de una afligida viuda

En el altar mayor de la hermosa Parroquia de la risueña y agradable ciudad de  San José Iturbide Guanajuato, se encontraba de rodillas doña Lucrecia, adalid de la iglesia y presidenta ad vitam de la piadosa congregación Hijas de María. Vestía ropas de luto y oraba en alta voz con gemebundo acento: “Señor, encomiendo a tu infinita misericordia el alma de mi esposo. He sabido que fue un mujeriego. A... »

Exclamación sacrílega

Exclamación sacrílega

  Queridos amigos Con toda humildad declaro que pertenezco al PUP, benéfica institución creada por mi gurú espiritual regiomontano don Hermenegildo Torres (QEPD). Para aquellos que no saben que significan las iniciales, aunque pertenecen al club (todos pertenecemos), les diré que es “por la unificación de los pend…” Claro, no falta quien diga de todos modos que él o ella no pertenecen. Tienen... »

Mi abuelita asiste a la Universidad

Mi abuelita asiste a la Universidad

“¡Por Dios, qué aburrimiento!”, pensé en una de mis tardes de hastío, cuando yo, un jubilado de mediana edad, no tenía nada que hacer. Había pasado treinta años de mi vida ocupado en la compilación de estadísticas en un despacho del gobierno y por culpa del sindicato me vi forzado a pedir mi jubilación por años de servicio pues, ¡háganme el favor, necesitaban mi plaza de trabajo!      Mi experienc... »

Quiquin

Quiquin

—Tía, ¿necesitas algo? —preguntó Pepe.    —Las croquetas para Quiquin, recuerda que son las especiales para los perros Cocker Spaniel.    “Es curioso”, pensó Mary, recién viuda de Juan, “qué Él se adelantará a Quiquin y a mí, mi pobre perrito ya está tan viejo y yo con mi cáncer que el doctor dice que ha remitido, no curado, por lo que tengo que cuidarme y seguir con los tratamientos”.      Juan, ... »

La muerte de la caguama macho

La muerte de la caguama macho

Amigos míos:   Mi amigo Avelino Cascavelino y Huichahuilota, de estirpe aristocrática tal como lo muestran sus apellidos, es miembro de una familia de abolengo en la comunidad. Su tío, don Procopio ya viudo y sin hijos, además de adinerado, es un adalid de su iglesia, presidente ad vitam interino de la Pía Sociedad de las Sociedades Pías de la Santa Iglesia Católica, amigo personal del señor Obisp... »

Avelino conquistador

Avelino conquistador

Hola amigos: Ya ustedes saben que mi nombre completo es Avelino Cascavelino y Huichahuilota, y aunque las malas lenguas me acusan de ser acosador, concupiscente y salaz, no es cierto, es pura envida de mi éxito con las féminas. Todas se derriten con mi presencia.    Además, y no es presunción, soy un eficaz químico farmacobiólogo, subdirector de una prestigiada farmacéutica en esta capital. Por ci... »