Club literario El rincón del caminante


Club literario El rincón del caminante

CLUB LITERARIO EL RINCÓN DEL CAMINANTE

Décimo aniversario-club literario

Antes de entrar deberás leer y aceptar las NORMAS

En primer lugar informaros que el Club Literario El Rincón Del Caminante es de libre acceso, se pueden visitar todas las páginas libremente, no se exige la previa suscripción o registro de los Usuarios.

La suscripción y utilización del club literato es totalmente gratuita para los miembros.

El acceso al Club Literario El Rincón Del Caminante implica la aceptación de las condiciones generales, así como la aceptación de las normas.

Antes de entrar deberás leer y aceptar las NORMAS.

Autor: Héctor

La muerte de la caguama macho

La muerte de la caguama macho

Amigos míos:   Mi amigo Avelino Cascavelino y Huichahuilota, de estirpe aristocrática tal como lo muestran sus apellidos, es miembro de una familia de abolengo en la comunidad. Su tío, don Procopio ya viudo y sin hijos, además de adinerado, es un adalid de su iglesia, presidente ad vitam interino de la Pía Sociedad de las Sociedades Pías de la Santa Iglesia Católica, amigo personal del señor Obisp... »

Avelino conquistador

Avelino conquistador

Hola amigos: Ya ustedes saben que mi nombre completo es Avelino Cascavelino y Huichahuilota, y aunque las malas lenguas me acusan de ser acosador, concupiscente y salaz, no es cierto, es pura envida de mi éxito con las féminas. Todas se derriten con mi presencia.    Además, y no es presunción, soy un eficaz químico farmacobiólogo, subdirector de una prestigiada farmacéutica en esta capital. Por ci... »

Concupiscencias culinarias

Concupiscencias culinarias

Hola amigos:   Yo siempre he considerado a la mujer superior en todos sentidos al hombre. Me baso en lo anterior en alguno sencillo: el sentido común al observar el comportamiento de los seres humanos.    Todavía no hace mucho tiempo se consideraba a la compañera del hombre como un apéndice del mismo, dedicada a satisfacer los deseos de su macho, cuidar a los niños y trabajar sin sueldo arreglando... »

Apolo

Apolo

A punto de morir Apolo, en su cama (ahí donde tanto había vivido), reflexionó con gratitud en todas las mujeres que lo habían hecho feliz y él a su vez les dio lo mejor de su vida, que ahora se evaporaría en el más allá. Región en la que nunca había pensado. Apolo nunca pensaba. Además lo olvidaba todo. De ahí sus triunfos en el amor.      El padre confesor le administró la extremaunción: la unció... »

Confesión de un masón grado 33

Confesión de un masón grado 33

Don Amiano Compostizo, Muy Respetable Gran Maestro de la Benemérita Centenaria Gran Logia de Torreón, a pesar de los tratamientos con transfusiones seguía muy grave. La evolución de su enfermedad había sido muy rápida y tenía a los médicos, hermanos de la logia, estupefactos. En su lecho de agonía don Amiano le habló a su esposa doña Isolina: “Antes de irme quiero hacerte una sincera confesión: Te... »

Avelino sienta cabeza

Avelino sienta cabeza

Mi amigo Avelino Cascavelino y Huichahuilota, joven salaz, concupiscente y mujeriego, cansado de la vida libidinosa que llevaba y por consejo de su sacerdote confesor, el padre Coruco, decidió sentar cabeza casándose. La joven que escogió para desposarla era Marilú, perteneciente a la cofradía “Hijas de María” de la santa iglesia católica, inocente y virtuosa. Claro, no le fue fácil a Avelino conv... »

El velorio

El velorio

Cuando era joven pensaba que el dinero es lo más importante en la vida. Ahora que soy viejo, estoy seguro de que así es. Mi difunto tío En cada familia siempre hay una persona así: alegre, carismático, bien parecido y con un desconocimiento absoluto de la moral, no es que sean criminales, sino simplemente irresponsables. Estoy describiendo al tío más querido por nosotros sus sobrinos, derrochó una... »

Periquín

Periquín

Periquín, torero andaluz de cepa, sufrió tremenda golpiza en el sexto toro de la tarde. Realmente se lo cargo el payaso. Todo maltrecho llegó a su casa. —Hombre, ¡qué te ha cogido el toro! —exclamó su esposa. —Sólo eso le faltó al desgraciado —contesto quejumbroso el matador. »

Entrevista a jubilados

Entrevista a jubilados

No están ustedes para saberlo ni yo para contarlo, pero estudio “comunicación”, pues deseo ser un periodista de prestigio. En la escuela nos encargaron que realizáramos una entrevista, el tema era libre y los entrevistados cada quién escogería el más conveniente. Nos formaron en equipos de dos, a mí me tocó con Lupita, ¡Vaya cromo de mujer!, Pensé estar de suerte pero ¡Oh decepción! Ella se hizo a... »

Avelino y su suerte

Avelino y su suerte

Puebla es un hermoso estado de la República Mexicana, con dos grandes ciudades: la capital y la señorial ciudad de Tehuacán. En esta ciudad vive la señora Eufrosina Huichahuilota de Cascavelino, madre de mi amigo Avelino. Éste como buen hijo periódicamente la visita. Les contaré lo que le deparó la suerte a mi dilecto compañero de aventuras la última vez que estuvo con su mamita.   —Sin pecad... »