Club literario El rincón del caminante

Club Literario El rincón Del Caminante

Hola a todos:

Si eres miembro de nuestro Club Literario, ven con nosotros a celebrar el aniversario de El Rincón Del Caminante “Club literario.

Nuestro Club vio la luz por primera vez. El día 25 de julio de 2008

ufffff ya han pasado 9 años y todo gracias a vosotros.

Gracias a todos aquellos que dejáis vuestra huella y hacéis que todo esto sea posible.

Gracias a todos los colaboradores del Club Literario en especial a nuestros administradores Pedro González, Natuka Navarro, sin podernos olvidar a Manuel Lara Web Master.

Gracias por continuar con esa labor tan importante.

¡Feliz 9º aniversario!

Por todo lo expresado de corazón.

¡Mil gracias!

Muchos besos.

Pilar Remartínez

Antes de entrar deberás leer y aceptar las NORMAS

Club literario

En primer lugar informaros que el Club Literario El Rincón Del Caminante es de libre acceso, se pueden visitar todas las páginas libremente, no se exige la previa suscripción o registro de los Usuarios.

La suscripción y utilización del club literato es totalmente gratuita para los miembros.

El acceso al Club Literario El Rincón Del Caminante implica la aceptación de las condiciones generales, así como la aceptación de las normas.

Antes de entrar deberás leer y aceptar las NORMAS.

Autor: Pedro Pefrez Ruiz

Regresaras

Regresaras

REGRESARÁS   Te vas mujer de labios gruesos y mirada tierna, mujer de fuerte temperamento y de ideas firmes   Te vas pero regresarás.   Regresarás en cada niño con escuela en tu país.   Regresarás en cada médico formado en tu universidad del sacrificio y la entrega plenas.   Regresarás en el hombre nuevo que se formará bajo tu mirada.   Regresarás haciendo plenas las ideas de t... »

Ciudad en Verbena

Ciudad en Verbena

Recorro mi ciudad que está de fiesta hoy. Por doquier hay un jolgorio tremendo.   En la esquina del Parque Vidal una amiga me conmina que vaya a su encuentro a bailar. Ella me dice:   -Pedro, quiero bailar contigo como lo hacíamos antaño. Ya no somos los mismos pero la ciudad celebra su verbena todos los años y los más viejos nos acicalamos como en nuestros años juveniles. Santa Clara se... »

Recuerdos de Amor

  RECUERDOS DE AMOR   Me he sentado a escribir un poema, recuerdo los días y las noches que sufrí por amores quiméricos. La primera vez que te besé estabas trémula e indefensa ante mis ojos, te sostuve entre mis brazos apretándote contra mi pecho, sentí que mi corazón y el tuyo se unían en un lazo eterno que dura hasta nuestros días, pero llegó la muerte tempranera a acabar con sueños y esper... »

La lluvia

 La lluvia   LA LLUVIA     Cae sobre el tejado la lluvia, y las plantas sonríen, conversan entre ellas, la alegría es inmensa, la tierra abre sus venas y penetra la savia que la nutre.   La contemplo desde mi hogar, gozoso por todos, por los árboles, por la tierra y por mí.   Pedro Pérez Ruiz   »

COMO HA PODIDO SER

COMO HA PODIDO SER

Cómo ha podido ser ¡Cómo ha podido ser! que los árboles ya no florezcan, que se haya perdido la luz de la mañana.   ¡Cómo ha podido ser! que los hombres se conviertan en monstruos, que los niños no tengan un mendrugo de pan que llevarse a la boca.   ¡Cómo ha podido ser! que el agua desaparezca de la faz de la tierra, que el amor se convierta en odio, que la sonrisa se convierta en llanto... »

Violencia VIOLENCIA   ¡Mujer rebélate!   No seas victima  de un hombre que nace  de tu vientre.   ¡Limpia esa simiente maldita, con la miel de tu ejemplo!   Lanza llamas al viento, pregona tus ideas.   Sal de las penumbras de la muerte impía, escala montañas de ideas para hacerte feliz.   Este mundo te necesita.   Pedro Pérez Ruiz   »

Vivencias

Vivencias

vIVENCIAS Hoy recorro mi barrio y recuerdo el niño que fui cuando con una tapa de caldero me creía el mejor chofer de todos esos contornos y decía a mi madre:   –Mamá: Yo compraré un carro y te pasearé por toda la  ciudad en él.   Después crecí y empecé a transitar por los vericuetos de la vida y aquel muchacho con tapa de caldero e ilusiones de gran chofer no se compró el carro ni... »

El niño y el rio

El niño y el rio

El niño y el río El niño y el río    El río me parece un pequeño mar entre las montañas, por su corriente  desciende un niño desnudo, yo lo observo desde la orilla, el niño me mira a los ojos como asustado pero adivina que yo soy su ángel salvador. Lo  aprisiono entre mis manos y él recibe el calor de mis brazos, mi corazón palpita más a prisa. Entre la hierba me desplazo hacia mi casa con él apoy... »