Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la POLITICA DE COOKIES, , o
Política de cookies
Club literario El rincón del caminante


Club literario El rincón del caminante

CLUB LITERARIO EL RINCÓN DEL CAMINANTE

METÁFORAS DE  

EL RINCÓN DEL CAMINANTE

  1. Es más fácil destruir , que construir.
  2. El elefante, en una casa pesada
  3. Un Melón caminando sobre dos zarcillos
  4. ¡Oh, frutos rojos, de marfil
  5. Hermosos bosques
  6. Este pan tiene un alto contenido en levadura
  7. El dinero está recién empaquetado en esta bolsa de grasa
  8. Soy intermedio, de una etapa
  9. He comido una bolsa de manzanas Verdes.
  10. Abordé el tren pero no me bajé…

Bienvenida A

El Rincón del Caminante

Siempre a mano, si es necesario.

La Administración 

Autor: Terencio Luque García

Un Dios pagano

Un Dios pagano

UN DIOS PAGANO Amigos, sé que no se debe hablar y menos escribir sobre política y religión. Sin embargo, permítanme platicarles una serie de hechos que han destruido mi escepticismo. Soy un hombre viudo, sin hijos, de mediana edad, voy a viejo, la verdad. Al inicio de mi relato no tenía trabajo y poquísimo dinero para sobrevivir escasos días, como me consideraba ateo, no tenía reparos, y pensé en ... »

El silencio de la señora Esme

El silencio de la señora Esme

EL SILENCIO DE LA SEÑORA ESME Tony, aún apuesto a pesar de su mediana edad, entró con reticencia a la sala, en penumbra porque la luz molestaba a su esposa, la señora Esme, por su migraña. La pequeña pelea doméstica en la comida no tenía todavía resolución. Entrevió a su media naranja inmóvil y pensó: “los pleitos cada vez son más frecuentes, desde que los hijos se independizaron y tengo la sospec... »

Lía

Lía

LÍA Atlixco, mi ciudad en el Estado de Puebla tiene un clima muy agradable. Tengo dos vecinos que dicen ser de extrema izquierda, se declaran AMLOvers. Fuera de lo anterior son amables y platicadores, su hija de 13 años, Lía, es una jovencita inteligente y despierta. El otro día, conversando con ellos le pregunté a Lía: —¿Qué quieres ser, cuando seas grande? — De grande — me contestó— quiero ser p... »

El consejo

El consejo

EL CONSEJO EL QUE PECA Y REZA, EMPATA. Soy una persona sencilla. Vivo en el hermoso estado de Oaxaca, donde el mezcal es supremo. Mis padres son emigrantes asturianos de la madre patria, Hijo único de ojos azules. Desde pequeño mi madre decía que era muy guapo, al fin madre. Mi padre administrador de una finca cafetalera, no le daba por los estudios, pero, si por el trabajo arduo. Yo, después de l... »

Mi tío Abdón

Mi tío Abdón

MI TIO ABDÓN Amigos míos: Voy a contarles una curiosa historia de un tío muy religioso. El anhelo de sus padres sobre todo de su mamá, la tía Chole, que, por ser el tercer varón, quería dedicarlo al servicio del Señor, por lo que le pusieron Abdón que significa el “siervo de Dios”. Por lucha no quedó, desde pequeño la iglesia fue su segunda casa. Pero, de monaguillo se dio cuenta que las féminas t... »

Lupita

Lupita

LUPITA Mi prima Lupita era la muchacha más bonita de la prepa. Además, era estudiosa responsable, simpática. En fin, todos los chavos estábamos enamorados de ella. Entre los pretendientes de Lupita, destacaban dos: Jorge, el súper atleta, guapísimo según el elemento femenino, de familia muy rica. Todas las chicas suspiraban por él, Éste sabía de su “pegue” por lo que era sangrón y prepotente, a lo... »

Adorno no navideño

Adorno no navideño

ADORNO NO NAVIDEÑO —Hola Güey —lo saludaron.   —¿Por qué me dices así?   —Por los cuernos, con qué te adorna tu mujer.   »

El seminarista

El seminarista

EL SEMINARISTA Puebla, es una hermosa ciudad con un clima agradable. Mi amigo, era mi vecino, muy piadoso, acetajotamero, de padres españoles y muy ricos.    Estudiaba en un colegio Jesuita “Las Américas”. Yo, en cambio de clase media baja estudiaba en una escuela oficial. Sin embargo, fuimos en la época preparatoriana muy amigos, nos encantaba hablar de la mal entendida filosofía, él, desde luego... »

El sicario amable

El sicario amable

QUERIDO DIARIO; Esta historia es sólo para mi uso personal, nadie debe leerla pues me comprometería. Entonces, para qué la escribo: sencillo, me gusta la presunción. Mi familia era pequeña: mis padres, yo, como único hijo y el hermano de mi padre, médico, abortero, transa, usurero, mujeriego, riquísimo, sin hijos y viudo en tres ocasiones. Las difuntas, todas jóvenes, fallecieron del corazón. Las ... »

Bella durmiente

Bella durmiente

VARIACIONES DEL CUENTO “LA BELLA DURMIENTE” Autor: Armando Camorra (“Catón”)   La bella durmiente despertó al sentir sobre su cuerpo el del príncipe azul. Cuando al fin dejo de sentirlo le dijo: —Con un beso habría bastado para despertarme. —Sí —admitió el príncipe—. Pero no te quería modorra.   »