Club literario El rincón del caminante

El caballo del Cid

Pedro El Gordo llevó a su ahijado Rodrigo Díaz de Vivar al monasterio que dirigía. Piensa que en aquella época los monasterios era el refugio para hijos segundones de los nobles. Y Vivian exactamente igual que sus hermanos. Pedro llevó a su ahijado a la cuadra y le dio a elegir el potro que más le gustara como regalo. Rodrigo eligió un potro muy patoso y feo. Pedro el Gordo exclamó que ese potro era un Babieca, o sea un potro de escasa presencia, débil y patoso y se lo regaló gustoso a Rodrigo. Rodrigo le puso de nombre Babieca
Y Rodrigo y Babieca crecieron juntos, de hecho, Babieca era el caballo de Rodrigo, no quería otro.
Rodrigo fue un mercenario, muy apreciado por sus habilidades en el campo de batalla. Al servicio del Rey de Castilla, fue desterrado una primera vez y vendió sus amas a los musulmanes de Zaragoza. Allí sirvió excelentemente los intereses del emir hasta que fue llamado de nuevo por Alfonso de Castilla y volvió de nuevo a su servicio.
De nuevo cayó en desgracia para los castellanos y esta vez se fue a Levante donde arrebató Valencia a los musulmanes, ya no lucharía más por otro señor.
Desde entonces actuó como un rey, tomo la ciudad de Sagunto y freno varios intentos musulmanes de retomar la taifa valenciana. Se alío con el rey de Aragón para defenderse mutuamente.
Fue un verdadero hacha en el campo de batalla. El y su caballo Babieca eran admirados y temidos por todos. Los cristianos, lo llamaban campeador, el que campea por el campo de batalla y los musulmanes El Cid, el señor. De ahí lo de El Cid Campeador.
Cuenta la leyenda que El Cid murió en un asedio musulmán a Valencia, cuenta la Leyenda que Jimena lo pertrechó y ató a su fiel Babieca, y así dirigió la carga de los cristianos contra las tropas musulmanas.
Esa fue la última carga del Cid, y de Babieca, hasta muerto imperó en el campo de batalla. Babieca no volvió a ser montado por jinete alguno hasta su muerte, dos años después.
Memorable la última batalla de la peli El cid
Babieca vivió 40 años, toda una vida dedicada a la lucha junto a su dueño, con el que alcanzó la gloria.

 

1 Comentario

  1. Imagen de perfil de Natuka

    Manuel, ha sido un placer leerte.
    Besos
    Natuka

     

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: