Club literario El rincón del caminante

Carta

Carta

carta
Mi amor: Lamento mucho estos negros días, siempre es aquel deseo inerte en mí el de escribirte una nueva carta o verso en el menor tiempo posible, pero el silencio que causa el no hacerlo durante prolongados días afecta mucho a nuestros estados de ánimo, ¿cierto? Discúlpame este silencio sin justificantes, pero mi amor se mantiene firme entre tanto frío aparente que simboliza una falsa soledad o un falso olvido.
Mi amor se mantiene melancólico, prudente y silencioso en un rincón cálido, esperando abrigarte en esos momentos que te sientas solo. Confía mi amor, que todo irá bien, sólo necesitamos paciencia mientras seguimos por ahora encerrados en una rutina que amenaza ahogarnos y no dejarnos comunicar nunca.
Los días nos consumen, los días son mucho más largos y se nota la ausencia… pero yo sigo aquí como siempre, creyendo en este amor que un día nos prometimos. Las cosas no siempre salen como se quiere, yo quisiera que todos los días leyeras algo mío, pero en el ir y venir por estas redes no siempre logro escribirte. Ahora que tengo la oportunidad de decirte cuánta falta me hacen tus palabras, tus besos, y tus caricias que me traen un fresco aroma de primavera, es cuando de nuevo despliego mi corazón en un pergamino para escribirte de la manera más sublime posible; eso me hace muy bien, pues en cada respiro te siento muy cerca, es como que tú traes todo el oxígeno que necesito.
Y es que te amo tanto, que cada vez que te nombro sale agua de mis ojos… son lágrimas, pero no de tristeza. Es un inmenso amor que tengo guardado y que quiere salir de su encierro. Hoy la noche está muy bonita y me he sentado en mi rincón para escribirte, a ver con qué líneas puedo sorprenderte, quizás con mis letras de amor, de esas muy cursis, de esas que son de telenovelas, pero es así como te quiero, es así como te extraño, en cada noche que no estás junto a mí, yo así te amo.
Ya me acostumbré a escribirte estas cartas que llegan a ti cargado de amor y de esperanzas. Quisiera que las leas, que sepas que aunque aparentemente me sientes alejada de ti, estoy muy cerca amor mío. Cuando sientas esa soledad piensa que estas redes que te llevan mi amor no siempre están despiertas, muchas veces éstas se duermen y no puedo enviarte nada. Cuando sientas eso piensa que no soy yo, que son cosas externas que no me dejan llegar a ti, porque yo te amo más que a nada en este mundo, que nada puede cambiar mis sentimientos, que tú te mereces todo esto y mucho más. Por ahora mi amor sólo puedo dejarte ésto: mi sencillo pero inmenso amor, mis ilusiones de un mañana mejor y mi inquieto deseo de que llegue el día que estemos juntos confirmando este bello sentimiento que ha sido un verdadero regalo del cielo.
Hasta pronto mi amor. Que la mañana que se asoma en tus ojos te recuerde que hay alguien en el horizonte siempre piensa en ti, hasta que ambos nos tengamos como compañeros eternos al final de este negro tiempo.

Siempre tuya, siempre mio, siempre nuestro este amor…
Desde mi rincón para ti,
Tu amor.

 

1 Comentario

  1. Imagen de perfil de Pedro Glez, L.

    Como se nota Tere que exprimes tu Alma cuando se trata de plasmar ese amor que mantiene el hilo de tu vida.
    Gracias.

     

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: