Club literario El rincón del caminante


Club literario El rincón del caminante

CLUB LITERARIO EL RINCÓN DEL CAMINANTE

Décimo aniversario-club literario

Antes de entrar deberás leer y aceptar las NORMAS

En primer lugar informaros que el Club Literario El Rincón Del Caminante es de libre acceso, se pueden visitar todas las páginas libremente, no se exige la previa suscripción o registro de los Usuarios.

La suscripción y utilización del club literato es totalmente gratuita para los miembros.

El acceso al Club Literario El Rincón Del Caminante implica la aceptación de las condiciones generales, así como la aceptación de las normas.

Antes de entrar deberás leer y aceptar las NORMAS.

Humor

Una pelea en un bar

Una pelea en un bar

Amigos: Vivo en una ciudad de Puebla: Atlixco, con el mejor clima del mundo, no es muy grande y como ustedes comprenderán conocemos a muchos vecinos. En el barrio, “La gloria”, donde transcurrió mi infancia y adolescencia, en nuestra pandilla de amigos destacaba Tirso, un joven que decir guapo era poco, alto bien formado y deportista. Experto en boxeo y en artes marciales, Aunque en el fondo era b... »

Flor de Liz

Flor de Liz

Amigos: Sucesos extraños suceden mi pueblo, les contaré: Mi vecino, que vive solo, es un joven guapo, delgado, de costumbres finas, que responde al nombre de Flor de Liz. Es tranquilo, no se mete con nadie y además es muy amable y servicial.   El otro día, un gamberro grandulón, perdonavidas, pasaba por nuestra calle y se encontró con Flor de Liz frente a frente. Con una sonrisa burlona el grandot... »

FIFI

FIFI

Dicen que “las mascotas se parecen a sus dueños”. Tal es el caso de Fifi, una preciosa perrita de aguas de pelo rizado, cuya dueña es mi sobrina, bella veinteañera, que adora a su mascota.    Cuando salían de la estética canina, donde a Fifi le hicieron un corte de uñas y un artístico peinado, le cortaron el pelo de la parte posterior que hacia contraste con el abundante pelo en la cabeza y en el ... »

LOS VELORIOS

LOS VELORIOS

Amigos míos: Tengo un compa: Secundino, joven salaz y concupiscente, dedicado casi exclusivamente a perseguir damitas que calmen sus rijos eróticos.    Pero al cumplir 30 años y ante las burlas de sus compañeros (ya casados todos) que le dicen: “soltero maduro, joto seguro”, ha decidido educarse en los buenos modales, copiar las costumbres y decires de la alta sociedad de su pueblo.    De esta man... »

El humor transmite alegría

El humor transmite alegría

el humor se está reconfortando porque no podemos hacer otra cosa, hagamos lo que hagamos, incluso cuando pensamos que estamos saliendo de nosotros mismos. Además, se dice que las mujeres tienen menos humor que los hombres. Si esto es cierto, es porque estarían menos dispuestos a consolarse por lo que son, especialmente porque pueden salir de sus propias manos más fácilmente. Pero hay otras maneras... »

BOTIQUÍN

BOTIQUÍN

Buenos camaradas en este espectral arte de la escritura. Lo que voy a narrar: no sé si son recuerdos infantiles, o lo más probable, es que lo oí de un compa en la cantina de barrio, donde voy a curarme de mis males.   En la escuela de gobierno del humilde arrabal, la maestra Juanita del cuarto año de primaria, gentil y agradable, les dijo a sus niños: que en sus casas les pidieran a sus famil... »

ULTRATUMBA

ULTRATUMBA

De joven, guapo, alegre y simpático, mi mamá (al fin madre) decía que yo tenía “sangre liviana”, ahora le llaman carisma, era muy solicitado por las damas. Felices tiempos aquellos, todas me gustaban, como dice una canción: solteras, viudas y casadas. A ninguna le ponía “peros” y les daba con singular alegría y completa despreocupación satisfacción sexual.   Como ustedes comprenderán nunca me casé... »

CONFESIÓN

CONFESIÓN

Autor: Incrédulo   El joven sacerdote, recién salido del seminario, serio, pero con entusiasmo se disponía a escuchar la primera confesión de su ministerio y el que pedía este servicio era un rico feligrés dueño de muchos inviernos, benefactor de la humilde parroquia: don Cleofás.      —Padre, me gusta que Usted sea tan joven —empezó a decir el veterano—, sin embargo, lo que le diré son pecados te... »

La muerte no avisa

La muerte no avisa

—¿Cómo ve al paciente —pregunto la tía Licha al doctor—, está muy malito? —No, ya está frio y tieso —fue la lacónica respuesta. El galeno con profesionalidad extendió el certificado de defunción al tío Alberto, en medio de las lágrimas de los familiares del recién difunto. El problema surgió a la hora de pagarle sus servicios al facultativo, todos sin excepción se hicieron que “la virgen les habla... »

EL ENTRENAMIENTO

EL ENTRENAMIENTO

Marín, psiquiatra de los pobres, más bien, cantinero de “La suerte loca”, cantina de barriada, era gentil, amable y bondadoso con su abundante clientela (mejor que los psiquiatras con título). Un martes en la tarde, se dio cuenta de que en la barra estaba don Fabricio, que tomaba un tequila tras otro con una cara de abatimiento que daba grima. Solicito el buen barman le preguntó que le pasaba y en... »