Club literario El rincón del caminante


Club literario El rincón del caminante

CLUB LITERARIO EL RINCÓN DEL CAMINANTE

Antes de entrar deberás leer y aceptar las NORMAS

En primer lugar informaros que el Club Literario El Rincón Del Caminante es de libre acceso, se pueden visitar todas las páginas libremente, no se exige la previa suscripción o registro de los Usuarios.

La suscripción y utilización del club literato es totalmente gratuita para los miembros.

El acceso al Club Literario El Rincón Del Caminante implica la aceptación de las condiciones generales, así como la aceptación de las normas.

Antes de entrar deberás leer y aceptar las NORMAS.

Pensamientos

Presente y futuro

Resumimos las experiencias con unos costes mínimos que nos conducen por los mejores sitios. Hemos aprendido a amar.   Nos consolamos en otra esfera, con otra intención, en la mejor esquina. Vamos llegando con presencias claras.   Nos alimentamos con los referentes que nos inducen a pensar que todo podrá ser cuando llegue el momento preciso.   Nos vale cuanto somos. Nos presentamos c... »

Naturaleza aliada

Nos amamos por la voluntad de un destino que sabía de nosotros antes que nosotros mismos. Por eso toca amar, para no contradecirlo, para no romper nuestra naturaleza aliada. Juan T. »

Coincidencia

Supe que eras tú por tu inmensa sonrisa, verdadera, sencilla, compartida, hecha a mi medida.   Lo supe enseguida, en cuanto ocurrió. Poco tuve que esperar.   Ya estamos en la aventura. Nos gozaremos con una intención realista. Nos debemos reportar más atenciones y caricias para auspiciar con realismo y magia el futuro a discernir.   Supe que había una ocasión y nos lanzamos en pos d... »

Podremos

Te convences de opiniones que nos valen para que todo funcione un poco mejor. Nos hemos liberado de algunos trances.   Nos saldamos. Nos hemos enseñado a estar con un toque maestro. Nos ponemos a jugar. Hemos dado con las hipótesis más queridas.   Nos suponemos. Hemos aclarado que es posible. Nos presentamos. Hemos sido. Las historias nos van cuidando.   Nos reflejamos. Nos hemos pr... »

Nos acercamos

Nos defendemos con maravillosas caricias que nos llevan donde todo tiene algo más de sentido. Nos definimos.   Los hechos nos reparten por doquier con una visión de amor posible. Nos hemos colocado en el punto crucial.   Nos debemos a los hechos más singulares. Nos movemos hacia ese lugar que nos quita y pone. Nos pedimos mucho amor.   Nos recogemos para dar con la singularidad de c... »

Con intención total

Partimos del deseo que completamos con amor. No hay victoria, sino buena brecha. Nos queremos. Es el afán mayúsculo. La intención es total. Partimos, y ya sabemos la llegada. Juan T. »

Realidad lo imposible

Nos comentamos. Nos añoramos. Nos subimos al desván del deseo. Nos consideramos. Nos hemos añadido al mar.   Nos provocamos con más sensaciones. Nos hemos aireado. Nos debemos a la conveniencia máxima. Nos hemos preferido. Las figuraciones son muchas. Nos pasamos.   Los anhelos se comparten. Hemos de implicarnos más. Los años transcurren con todo tipo de novedades.   Nos separamos. ... »

Vamos bien

Nos tomamos con la consideración de un bache que superamos. Nos organizamos muy bien. Hemos de comprar en otra unidad de acción. Nos comprometemos. Hemos sido en la noche y en el día, todo al tiempo. Estamos en el punto de unión. Nos hemos dejado ir. Los que fueron instantes de pasión nos llevan por sendas de penitencias más que queridas. Hemos añadido muchos espacios. Nos hacemos vivir en los tra... »

Saldremos adelante

Nos regalamos esa ocasión que manda a los perfiles que nos irán dibujando como merecemos. Nos hacemos vivir en la comodidad del amor. Saldremos adelante. Juan T. »

Camino de la perfección

Te amo en esta entrega que da sentido a la mañana.   Nos combinamos con la máxima emotividad. Nos permitimos y emplazamos con valores de palabras genuinas que nos indican ser.   Nos trabajamos con tamaños y aires que eliminan lo estrecho. ¡Crezcamos!   Combustiona la realidad cada vez que nos vemos. Hemos echado de menos tanto y tanto que reñimos con el deseo, que, a veces, se queda... »