Club literario El rincón del caminante

Complacencias singulares

Concluimos lo que comenzamos con aires de una eterna juventud. Nos proponemos mejorías y cambios que nos endulzan la vida.

 

Hemos hallado mucho, pero debemos fomentar más. Nos hemos de comprender en la espera, con cautelas y buenos ánimos.

 

Nos enseñaremos a estar donde debemos, con intenciones nobles, que nos ajustarán a lo verdaderamente relevante.

 

Nos degustaremos con sugerencias que nos han de conducir por lugares soleados. Nos daremos todo. Lo que fue más volverá a aparecer.

 

Nos debemos introducir en lugares señeros que nos han de gustar con complacencias singulares, consentidas, interesantes.

 

Juan TOMÁS FRUTOS.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: