Club literario El rincón del caminante

Confesión de un masón grado 33

Confesión de un masón grado 33

Don Amiano Compostizo, Muy Respetable Gran Maestro de la Benemérita Centenaria Gran Logia de Torreón, a pesar de los tratamientos con transfusiones seguía muy grave. La evolución de su enfermedad había sido muy rápida y tenía a los médicos, hermanos de la logia, estupefactos.

En su lecho de agonía don Amiano le habló a su esposa doña Isolina: “Antes de irme quiero hacerte una sincera confesión: Te fui infiel con tu mejor amiga”. “Ya lo sabía —respondió ella enjugándose una lágrima—. ¿Por qué crees que compré veneno para ratas?” 

 
Imagen de perfil de Héctor

6 comentarios

  1. Imagen de perfil de Pilar Remartínez

    .

     
  2. Imagen de perfil de Héctor

    Mi querida Pilar:
    Eres muy amable. Gracias.

     
  3. Imagen de perfil de Delia Checa

    ¡¡¡¡Jajajajaja!!!!!! ¡¡Muy bueno, Héctor!!

     
  4. Imagen de perfil de Carmen Hernando

    ¡Vaya final! Algo así podía suceder.
    Muchos besos
    Campanilla

     
  5. Imagen de perfil de Héctor

    Mi querida Delia:
    Es un verdadero honor tenerte en mis letras. Gracias. Un abrazo.

     
  6. Imagen de perfil de Héctor

    Mi querida Carmen:
    “Campanilla”, ¿es tu pseudónimo con que escribes? Gracias por tu comentario. Un abrazo.

     

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: