Club literario El rincón del caminante


Club literario El rincón del caminante

Creación

Normal
0

21

false
false
false

ES
JA
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:12.0pt;
font-family:Cambria;
mso-ascii-font-family:Cambria;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Cambria;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

Cuando cae el piano.
Cuando la guitarra suena desafinada.
Cuando la voz corta el aire,
Tu te columpias en las sombras, dando sentido a otras vidas, descubriendo sentimientos en otros corazones.
Te balanceas entre el abismo y el ritmo, para convertirlo todo en una gran fiesta, una explosión de sinfonías creadas desde las profundidades del alma. Olvidando el mundo, olvidando la gente, olvidando la monotonía de los días sin voz, los días en tinieblas, los días donde terminas siempre desandando los mismos pasos.
Y siempre en silencio, te nutres de las vidas ajenas, robas las experiencias de otros hombres, borras la identidad de otros nombres, para convertirlas en tus propias vivencias para convertirlas en arte inimitable, inconfundible, en arte solitario.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: