Club literario El rincón del caminante

DESPIERTA TU NIÑO INTERIOR

DESPIERTA TU NIÑO INTERIOR

12039350_998285156889095_6856826693944794541_n

 

Dejarse envejecer

va contra ley divina…

El cuerpo puede cubrirse

de arrugas más no permitas

que estas invadan tu alma…

 

Despierta tu niño interior,

alborotador y entusiasta,

que tu apatía de adulto

dejó olvidado hace eones.

Solo así tus ojos de luz se llenarán

y la vida se abrirá como una flor…

 

¡Tómate un recreo!

¡Alégrate, ríe y baila!

Ni siquiera será esencial

poner música,

podrás bailar con aquella

que recorre triunfal

el laberinto de tu sangre…

 

Sueña y aprende a vivir

el instante desbordante de vida.

A gritar de felicidad,

a confiar y dejarte inundar

de la paz e inocencia del niño…

 

Dejarás la maldad y de temblar

como azorado chiquillo

cada vez que alguien

te cuestione

(pobre niño herido…).

 

Conquista el paraíso

y recuerda las luminosas

palabras del Maestro,

“Bienaventurados sean los niños

pues de ellos es el Reino de los Cielos”

 

Delia Checa

  1. D. R.
  2. Mendoza, Argentina

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

6 comentarios

  1. Delia, cuánto me alegra verte por aquí. Bello poema, no tendriamos que dejar de ser niños.
    Besos
    Natuka

     
  2. Precioso poema a esa niñez que tanto añoramos. me ha gustado mucho.
    Ana Sáez Valenzuela

     
  3. Delia, la niñez es un tesoro, que bien lo has descrito en tu bella inspiración.
    Mi felicitación y gracias por compartir.
    Besitos y abrazos.
    Emilia.

     

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: