Club literario El rincón del caminante


Club literario El rincón del caminante

Diferencia

Diferencia

Mi amigo Toribio y yo, disfrutábamos de bebidas espirituosas en la aristocrática cantina de mi barrio: “La suerte loca” y comentamos un pasaje escrito en: “De Política y Cosas Peores”, escrito por el magnífico escritor Armando fuentes Aguirre (Catón):

“Jadeos, Acezos. Murmullos apagados de pasión encendida. Palabras entrecortadas. Y luego expresiones lúbricas incontenibles ya: ‘¡Así, papacito, así!’ y ‘¿De quién chon estas cochotas?’. Todo esto fue lo que escucho el marido cuando llegó a su casa y se acercó a la puerta de la alcoba conyugal. Entró en la habitación y vio a su esposa en trance de refocilación carnal con un sujeto. Poseído por ignívoma furia le gritó: ‘¡Adúltera! ¡Cortesana! ¡Meretriz! ¡Vulpeja! ¡Mesalina! ¡Pecatriz!’. Dijo muy seria la señora: ‘No lo niegues, Cornulio: estás celoso’.

A mí me causó risa la chirigota, pero, con sorpresa vi que mi amigo comenzó a llorar con profunda tristeza:

—¿Qué te pasa? —le pregunté.

—Es que a mí me pasó lo mismo con mi mujer, la sorprendí en pleno trance adulterino con un grandísimo cabrón. No cabe duda que no se parece en nada a mi mamacita.

—¿En lo moral?

—No, en que ella si cobra por esos servicios.

Deja un comentario