Club literario El rincón del caminante

Disfrutad

Es el momento de la paz.

Lo es cada vez que nos contemplamos.

Nacemos, resucitamos,

a los valores, a los criterios,

a la ética y a la estética,

con mansedumbre y buen hacer,

con normas que nos devuelven

a lo que fuimos y seremos.

 

Es el punto del ciclo existencial.

Es igualmente el momento,

y hay calma.

Lo notamos, lo percibimos,

en un contexto que todo lo regala,

que nos reporta imágenes,

aromas, buen tacto,

en un caminar de ensueño.

 

Volvemos, sí,

en ese eterno deambular

por dimensiones jerárquicas

que nos van encendiendo la luz.

Aquí la tenemos al máximo.

 

Experimentamos

la mejor representación,

la que nos colma de gracia,

la que nos hace empatizar

con las voluntades mismas

de lo positivo.

 

Estamos donde debemos.

Cada vez lo tenemos más claro.

Además, el día, en su autenticidad,

nos ofrece lo ideal.

Es el sitio, es la hora,

somos nosotros y la compañía,

en salud, con sentimientos

que embriagan y enternecen,

y, además, nos renuevan

con la más generosa memoria.

 

Es, sin duda, la película perfecta.

¡Tomemos un papel

e intentemos disfrutarla!

 

Juan Tomás Frutos

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: