Club literario El rincón del caminante

El mismo todo

Vas hacia ese umbral que te separará de cuanto fuiste. Ha pasado de todo, bueno y malo, pero, fundamentalmente, ha transcurrido una etapa. Lo sabes. Sientes la marcha, el dejar a gentes queridas atrás. Igualmente lamentas la indiferencia. No obstante, superarás el vacío.

 

Hay un poco de vértigo. Te sabes en la trayectoria idónea. Nos hemos de presuponer con una gratitud que nos quita manchas que hasta ahora eran vestigios que nos pesaban en exceso.

 

Somos con aquiescencia renovada, asumiendo las diferencias como la base de un futuro que todo lo prometerá. Consolidamos la belleza con la bondad, que es la fórmula mágica para activar la vida y curar males y soledades, que a veces tienen la misma raíz, anhelar imposibles de una manera enfermiza, intrigante y obsesiva.

 

Nos surtes de buenas galletas en forma de hechos, de movimientos equilibrados, simétricos, cargados de dones celestiales con los que nos reponemos de las vicisitudes existenciales, que ahí están con sus modales apremiantes que no hemos de consentir que nos ganen.

 

El ademán nos atrae y distrae en positivo, sin que perdamos de vista lo esencial. Te mantienes en tu sitio, y dibujas un recorrido que asumimos con destreza y buenos planteamientos de solidaridad que perseguimos en su universalidad. Has puesto todo en su sitio, y en ese sitio hoy nos sentimos, contigo, el mismo todo. ¡Claro que sí!

 

Juan TOMÁS FRUTOS.

 

3 comentarios

  1. una vida de cambios por que el paso es paso y no se detiene si no para observar apenas el paso mismo de otros pasos gracias buen fin de semana un placer…

     
  2. En el surco de la vida encontramos flores y también yuyos.
    Me gustó leerte, amigazo
    Shalom

     
  3. Gracias a los dos por tener en cuenta mis escritos. Abrazos.

     

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: