Club literario El rincón del caminante


Club literario El rincón del caminante

Escribir es vivir

Escribir es vivir

Todos los días me pregunto, por qué nos castigamos tanto. Somos dueños de nuestros pensamientos y si alguien dice lo contrario.

¿que pensaran de mí? Me tiene que dar lo mismo.

No quiero contentar a nadie, porque nunca lo conseguiré.

Alguien muy querido por mí, nuestra creadora, no hace mucho tiempo me dijo:”Sé tú misma, no pretendas actuar en una función, porque siempre tendrás personas que no le gustes.

Eso es lo que hace, seguir los consejos de mi amiga Pilar.

Mi padre falleció cuando era una niña.

Esto llevó a mi vida, un gran cambio, toda la familia estaba dispuesta a hacer los sacrificios necesarios para eso. ¿Por qué? Porque ese camino me ha llevó al camino de las letras

La muerte de mi padre esencialmente me hizo darme cuenta de que no estaba dispuesta a estar lejos de mi familia de manera permanente.

Pero también me puso bajo una enorme presión. Mientras que antes, mis padres siempre me habían apoyado parcialmente, ahora tenía que encontrar una manera de ganarme la vida rápidamente.

En ese momento, también había encontrado amistades, que me dieron apoyo.Entonces, tomé una decisión, me di cuenta de que a partir de ese momento, mis responsabilidades solo seguirían creciendo. Y entonces tendría que involucrarme en el proceso. eso es lo que hice.

Hace muchos años, algo cambió completamente en mi vida.
Y hay muy pocas razones para pensar, que esto cambiará pronto.
El problema principal, salir de ese ciclo.

¿Qué voy a hacer al respecto?

No lo sé.

Todo lo que puede hacer fue concentrarme en compartir lo que mi corazón me dictaba , mientras que al mismo tiempo continuaba construyendo mis sueños. Y a esperar lo mejor, porque lo que venga después de eso, era futuro. La presión del tiempo.

“La literatura es una pasión maravillosa, no hay prisa. No hay mañana, solo hay ahora y con esa pasión escribo .

Por eso solo puedo dar las gracias a todos los que contribuyen en este rincon de sentimientos, porque al fín y al cabo, todos queremos llegar a el rincón del caminante.

Un abrazo

Natuka

 

Deja un comentario