Club literario El rincón del caminante

Esperar

Esperar

2iths

Como siempre yo pensé que serías tú. El reflejo del sol y la sombra que está de más. El viento fortuito que derriba algún aditamento de mi nueva “estancia”. Alguien que da la vuelta por aquí y parece que se dirige a mí pasándose de largo. ¿Qué de malo hay en creer que serías tú?

Mis amigos ya no me visitan. Se han cansado. Los que esporádicamente vienen me dicen que me aferro a algo que ya no es mío, me miran con asombro, como si no creyeran que les diga lo que les digo (o como si no creyeran que sea yo misma la que los dice). No sé por qué ahora les inspiro tanto miedo

Los perros y los gatos me tratan con cierta reserva. Los he visto con ganas de correr en dirección contraria a la mía, pero algo que aún no entiendo los detiene. Creo que ahora son los únicos que me miran de verdad.

Me empiezo a sentir ajena, pero esa esperanza de volver a verte me mantiene aquí, así. Noto a mi cuerpo más liviano. Mi voz a veces hace que me dé frío, y no sólo a mí, lo noto en los que llegan a estar a mi lado. Mi aliento ya no empaña las ventanas. Le hablo a los que se acercan con la esperanza de pasar el rato de manera más amena, pero casi siempre me ignoran o pretenden ignorarme. Así de mal, así de absurdo, así de desesperado se volvió todo desde que te fuiste.

Ya no sé si puedo contar la espera con horas, pero ahora sé que es así como alguien se vuelve su propio fantasma. Aferrándome a ti renuncié a todo lo demás. Y ahora espero con esa espera que no puede medirse; sentada en la hermosa lápida de mármol rosado que mi hermano eligió. Sé que vendrás, lo sé. Quizás aún no lo sabes, quizá tienes miedo. Pero sé que lo harás… y creo que yo ya aprendí a esperar.

 

 

 

8 comentarios

  1. Hola Hector, miles de sensaciones y emociones vuelan con tu pluma. Grande inspitación

    Un placer leerte

     
  2. Héctor, felicitaciones por tan buena narrativa.
    Besos
    Natuka

     
  3. Mi querido Héctor:
    Qué escrito tan impregnado de estas fechas de fin de noviembre, me llegó a erizar
    la piel, tan envolvente como la espera de un alma en pena.
    Gran trabajo Maestro, siempre un lujo de publicaciones.
    Mi felicitación y gracias por compartir.
    Un abrazo hasta ese norte mexicano.
    Emilia.

     
  4. Mi querida Adriana:
    Gracias por tu visita. Un abrazo.

     
  5. Mi querida Natuka:
    Gracias por tu felicitación. Un abrazo.

     
  6. Mi querida Emilia:
    Te cuento que he invitado a nuestro amigo Juan Ignacio a participar en este portal, pero, no he obtenido respuesta. Gracias por tus palabras. Un abrazo.

     
  7. Me gusta mucho
    Nacho L

     
  8. Mi buen Nacho:
    Es una alegría tenerte en mis letras. Gracias. Un abrazo.

     

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: