Club literario El rincón del caminante

Fanatismos

Podría escribir unas palabras que quizá puedan emocionar.

Leer emotivas, conmovedoras letras de los padres de sus hijos fallecidos, asesinados.

Podría escuchar la teorías y análisis de sesudos analistas políticos.

Tantas cosas podría hacer, podría decir.

Tanta rabia podría soltar.

Podría decir que las estrellas se están derritiendo, que el sol se esta enfriando.

Pero, de nada sirve, de nada sirve,  cuando no existen corazones, cuando un cerebro esta ya convertido, cuando solo escuchas las voces de alguien que crees superior a la humanidad, y estás convencido que también es un asesino, y estará orgulloso de tus actos.

Podría decir que puedo andar por encima de las aguas.

Que puedo caminar sobre la lava de los volcanes.

Que puedo llorar, puedo reír, puedo luchar, puedo vencer, puedo rendirme, puedo sobrevivir.

Podría escribir sufridas, suplicantes cartas a los padres de los asesinos.

Pero de nada sirve cuando solo hay corazones congelados.

Pero de nada sirve cuando uno ama a sus hijos por encima de todo, por encima de cualquier ley terrenal.

De nada sirve cuando hemos renegado de la humanidad.

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: