Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la POLITICA DE COOKIES, , o
Política de cookies
Club literario El rincón del caminante


Club literario El rincón del caminante

Música de amor

Historia de dos niños

Historia de dos niños

Historia de dos niños

 

Estoy sentado en el parque,

a mi lado una niña con sus rizos de oro,

jugaba con su pelota y comía galletitas,

pero de pronto vino a su encuentro

un niño con ropas ajadas  y piel mestiza.

 

La niña  de los rizos de oro

y ropa primorosa  compartió sus galletitas con él,

lo tomo del brazo y salió con el a jugar.

 

Esos son los niños de mi patria,

no distinguen razas,

para ellos no existen ni riqueza ni pobreza,

solo ,la libertad y el honor de vivir en un país

en el que no son vejados ni explotados.

 

Pedro Pérez Ruiz

D.R.

1 Comentario

  1. Primoroso ejemplo del buen vivir. Tu poema, Pedro, es una magnífica reflexión sobre las sanas y buenas relaciones, no importando, nacionalidad, credo o raza. Todos somos HIJOS del mismo Padre y todos somos habitantes del mismo planeta. Mis felicitaciones y abrazos.
    EVODIO

Deja un comentario