Club literario El rincón del caminante


Club literario El rincón del caminante

HOMENAJE A RAFAEL MÉRIDA

 POR MÁS DEUN GALARDÓN

 

Rafael Mérida, amigo del

océano sin fin. Otro charco

baña tu lirica, que trasciende

la inmensidad de los mares

verde esmeralda, por los

cuales navegamos mar

adentro, en un barco de

papel, con mástiles de oro

y plata que enarbolan

la bandera de la majestuosa

poesía, en versos libres de

ultramar .Otros atados a una

cinta roja de la métrica justa

y sin igual .

A ti mi amigo, que nos

regalas, sonetos, séptimas,

romance, letrilla y madrigal

 en maizales amarillos cual

oro de América. Prosa

literaria que deleita las

pupilas exigentes.

 

Las imágenes que despliegas

en tus versos, cautivan las

tertulias floridas, con

perfume a madera de robles

australes. Las imágenes

desbordan cristalinas

metáforas .Con lenguaje

culto que nos llevan a

transitar a orillas del océano

de tus cantares.

 

A ti amigo querido dedico

estas líneas dibujadas en la

cresta de la ola. Perfumadas

con el roció mañanero

bordado en delicadas

orquídeas tropicales.

 

 

 

ODA AL AMIGO

 

Amigo del alma, nunca superado,

ni alcanzado por la estrella más brillante.

 

Con dedos centellantes, delineas mi horizonte,

pintas sonrisas, musitas el rumor del viento.

 

Lanzas orquídeas al camino agreste,

blancas lilas, celestes, todas perfumadas.

 

Guardo tu voz aterciopelada,

ensamblada en las vertientes contemporáneas.

 

Escondo tu esencia en un capullo de mariposa,

para que el resurgir de la aurora boreal no se lleve tu aliento.

 

En magnifica metamorfosis también abres tus alas,

despliegas alma y sentido sideral .Alzando majestuoso vuelo.

 

Sin dejar de vislumbrar y aceptar mis avatares líricos,

converges mis defectos se diluyen en corrientes fluviales.

 

Amigo de tantas horas esperadas, otras desesperadas,

acumulo de instantes de nunca acabar e instantes adormecidos.

 

Amigo del llanto oscuro y la risa cristalina,

pintas tu sonrisa de ámbar, flotando en el océano.

En amaneceres turbios, sin fin, tu oración siempre llega a mí.

En versos inspirados, copiados o arrancados, siempre tú estás presente.

 

Eres la vida que se mueve, en la luz de mi camino.

Cada vez que te recuerdo, siento que vienes a mi encuentro.

Con tu amistad a cuesta, cargada de esperanza.

A ti mi amigo del alma, amigo de tantas lunas.

 

Guisela Noemí Montoya Poblete

Lluvia Tropical

En un día de lluvia y bendiciones ,09 de un mes de luz,en la ciudad equinoccial.

www.lluviatropical.com

http://metaforabadalona.ning.com

11 de Agosto 2011

Deja un comentario