Club literario El rincón del caminante

La felicidad

Debemos amar

por encima de todo,

con registros formales,

con devociones intensas,

sin dobleces, con respeto,

sin esperar nada a cambio,

y, como recompensa infinita,

tendremos, ya tenemos, la felicidad.

Juan T.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: