Club literario El rincón del caminante

La muerte del poeta…

La muerte del poeta…

 

 

Roberto Ferri (Italian: 1978) - Requiem:
Amigos queridos no van a creer lo que mis mundanos ojos,
la tarde de ayer han llegado a contemplar, con la intención
de conversar un par de horas , me dirigía sin ninguna
preocupación a la casa de Ignacio el mas noble de nuestros
amigos, a quien por no ver al mendigo que en la calle esta
tiritando de frio, de todo el grupo que pensando en la
forma de brindarle auxilio a ese pobre e indefenso individuo,
presto y sin cuestiones se quita el cubretodo y se lo pone
en la espalda a ese individuo , y dando un par de palmadas y
en la mano un duro,  retorna al grupo con una ligera sonrisa,
dejándonos a todos con la boquiabierta y solo con un ligero
ademan nos indica que le sigamos y abre de par en par la
puerta del bodegón donde solemos esperar la llegada de un
nuevo día al abrigo, amén de las ropas puestas y el
estomago repleto de hogazas de pan y jamón serrano, al
correr de las historias, romanzas y los mas nuevas rimas,
nacidas de Federico el mas callado, pero un verdadero
merolico en cuestión de letras, siempre nos trae chuscas
historietas y algunas veces bellos romances, ah pero del
que se esperaba con ansiada inquietud era que tomara la
voz Ignacio pues quien a pesar de su enfermedad, padecia
de una enfermedad de los riñones a eso se debía esa
palidez amarillenta que lucia a pesar del maquillaje que
se aplicaba, mas esta noche con la lluvia que le cubriera
horas atrás completamente se le corrió, mas esto ya nada
importaba pues al calor de las copas y el abrigo de los amigos´
que callados prestos estaban a oír de sus labios, el regalo de
sus versos a veces tristes o elegante rimas haciendo marco
a algún romance, en esta ocasión  inicio su discurso:
Amigos, el devenir del poeta no se puede adivinar, hoy esta
aquí, mañana quien sabe, bueno no quiero amargar el momento
y solo les quiero pedir una cosa muy sencilla, cuando ya de este mundo
mi presencia no se requiera, pues de mis pulmones mas aire no se
expida , es lo siguiente , que me entierren cara arriba y con los pies
hacia el norte, pues este es muy frio , mejor al sur es cálido y
muy florido, sin ropa alguna para que de cual modo todo será
alimento de pequeños seres, gusanitos blancos, morenos y
negritos, ya saben no distinguen a nadie por su color, todos para
mi son hermanos, provenimos de una misma madre y un mismo
padre, si en tierra nos distanciamos en la otra vida abracémonos
todos juntos y coreemos con alegría esta nueva etapa de nuestra
existencia, perdón Ignacio intervino Alfredo de todos el mas
huraño pero siempre muy buen camarada en convivios , parrandas
y aventuras, como puedes estar seguro, ah tengo una confidente,
ven aquella lucecita que desde hace unos minutos parpadeando ha
estado frente al portón no es una mariposilla nocturna que se aparenta
sino una hada de las pequeñitas, las encargadas de llevar mensajes
a donde se les envía, y esta noche a mis oídos ha traído el siguiente:
Ignacio, si Ignacio querido y amado poeta, pronto tu presencia
tendremos aquí presente en  toda su magnitud, no temas nada de
dolencia solo toma tu copa de vino, la cual esta a un lado de la
cabecera , desnúdate por completo ya nada de ropas ocuparas, y
al concluir , alzo su copa haciendo este brindis, por la vida que
corriste, por la mujer que amaste, por las chicas que correteaste,
por el monje aquel de quien tan provechosos consejos guardaste,
por mas todo por los amigos, ese tesoro que no requiere de oro,
ni joyas, ese tesoro proviene del alma y no tiene medida, solo
hay que cuidarlo y disfrutarlo, y diciendo esto amigos, me llevan
a mi guarida, me siento un poco fatigado, no quiero hacer un
desfiguro aquí, atendiendo a su petición le llevamos a su guarida, su
tugurio, como le llamaba, y nos despedimos con un apretón
de manos y cálido abrazo, pasaron las horas y al mediodía
nos apuntamos a ir por él de su platica hubo un gran hueco,
dejándonos con la intriga de como iba a terminar, al abrir la
puerta un cuadro inverosímil nos aguardaba, hallábase Ignacio
completamente desnudo rodeado de bellas féminas cuatro para
ser exactos y tres apuestos mancebos, no teman mortales,
Ignacio no sufrirá mas dolores, su dolencia ha terminado, alla
arriba su aposento se esta terminando de arreglar, y todos
nosotros ya estamos en vías de tomarlo elevarnos con él,
ya su estadía mortales ha terminado, Ignacio el poeta
despidete tu tiempo en la Tierra ha concluido………………………
Autoría: José Antonio/Corazón de león.
 

5 comentarios

  1. Imagen de perfil de Natuka

    Jose Antonio, gracias por seguir ese rumbo con tus letras.
    Besos
    Natuka

     
  2. Imagen de perfil de Jose Antonio Sifuentes Jaimes

    Gracias Natuka por tu visita y comentario, feliz fin de semana……

     
  3. Imagen de perfil de Pedro Glez, L.

    Gracias José Antonio, por dejarnos disfrutar de ese cachito de vivencias, ésta, con ese toque de transparencia hacia ese camino, recorrido sin retorno al Cielo de los Poetas.

    Saludos.

     
  4. Imagen de perfil de Genma

    José Antonio aquí estoy disfrutando de tus letras. No te enfades si te hago una sugerencia, la imagen quedaría mejor si fuera más pequeña, al ser tan grande quita protagonismo a tus letras.

    Feliz domingo.

     
    • Imagen de perfil de Jose Antonio Sifuentes Jaimes

      Apreciable Gemma se agradece tu sugerencia, nada mas sucede un pequeño detalle no soy ducho en el manejo de las imagenes, me baso en su contenido para después hacer una interpretación lo mas cercano al contenido de la misma, si te fijas un poquito esta imagen no es una comercial, sino es la interpretación de una bella obra pictorica, aprecio mucho tu visita y comentario, que tengas un gran inicio de semana!!

       

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: