Club literario El rincón del caminante

La realidad de un sueño

El roce descubre

esa emoción

largamente soñada.

 

Lo paradójico

es que la buscamos lejos,

y siempre estuvo ahí,

en ti, a mi lado.

 

La parte buena

es que gracias a la proximidad

vino el roce,

y de ahí todo lo demás.

 
 
 

¡Eres un sueño hecho realidad!

 
 
 

Juan T.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: