Club literario El rincón del caminante


Club literario El rincón del caminante

LA SOLEDAD DEL POETA

LA SOLEDAD DEL POETA

“Lo admirable de lo fantástico 
es que no es fantástico sino real.” 
Breton

El poeta ha sido condenado a vivir en el subsuelo de la historia, a ser un desterrado sin decreto, un nadie hundido en la nada, un fantasma en una sociedad de consumo en donde no es considerado alguien que trabaja o produce puesto que los poemas no son mercancía. Esta sociedad de consumo y mercantilista que abolió una parte importante de la realidad, precisamente aquélla que de tiempos inmemorables fue el manantial que alimentó la poesía, no le reconoce valor social. 
Nadie se siente representado en la poesía moderna porque antes, incluso, que esta surgiera, fuimos mutilados y se nos olvidó la identidad que poseíamos antes de esa operación quirúrgica. En este mundo de seres incompletos aquel que habla de seres normales es considerado un visionario. Es así como el poeta con sus obras es expulsado del mundo “real” con la mitad perdida del Hombre. El desafío del arte moderno es restablecer el diálogo con esa mitad. Todas las alternativas de este se orientan al reencuentro con esa parte reprimida del Hombre, de despertar a ese ser apenas viviendo, que como un fantasma en una ciudad de piedra y dinero, vive desposeído de la existencia concreta e histórica. El poeta se siente desgarrado junto con todos los que también fuimos despojados de esa parte y lanzados al abismo. Este destierro lo impele a llegar a la frontera última donde está el otro y aparecemos todos, revividos. Es arrojado a esta noche donde desconoce con que se encontrará, si con la vida o con la muerte. Después de despeñarse en el vacío, perdidos todos los asideros estará, en lo más profundo de éste, esperando el Hombre real con la mitad perdida, el Hombre original con toda su integridad; gozando de sensibilidad, intuición e imaginación; de su ser total. 
El caldo de cultivo de este logro son las épocas de crisis en las que la sociedad, llena de desesperación, cae en un hondo cuestionamiento de sus fundamentos. Cuando, en estas situaciones, la desesperanza inunda al Hombre surge el hondo cuestionarse sobre los valores de dicha sociedad y es cuando este se encuentra a sí mismo. 
Es así como el poeta es el fermento que ayudará a construir una sociedad más auténtica.

Delîa Checa
D.R.

 

4 comentarios

  1. Veridicas, hermosas y profundas reflexiones amiga. Estoy plenamente de acuerdo con los conceptos que palnteas en ellas amiga.

     
  2. Mil gracias, amigo.
    la sociedad de consumo soslaya al poeta
    pues su “mercadería”, el poema.
    no es negociable.
    Un abrazo
    Delia

     
  3. Es una imagen muy generalizada del poeta. Con frecuencia hay gente que pregunta ¿ A qué te dedicas? Si alguien respondiera “Escribo poesía”, es posible que su interlocutor replicara: No, en serio, fuera de bromas, ¿Qué es lo que haces, qué vendes, o en qué empresa trabajas? Sí, en muchos lugares sigue siendo la imagen habitual del poeta. Para fortuna de mucha gente que ama la belleza de las palabras, hay grupos que dedican gran parte de su tiempo a perpetuar el arte de la poesía. En la ciudad donde vivo, Guadalajara, Jalisco, en México, hay un grupo que escribe alguna línea o verso en cualquier barda de la ciudad, sin otro objetivo que promover el gusto por la poesía. Eso me hace pensar que seguiremos disfrutando de la inspiración de muchos poetas, que son capaces de interpretar la realidad de mejor manera que el resto de la humanidad.
    Un abrazo, Delia.

     
  4. Muchas gracias, Jesús, por este valioso comentario. Es posible que los que amamos la poesía logremos que esta no muera y con ella la capacidad de expresar la belleza y nuestras emociones.
    Un abrazo desde Argentina.
    Delia

     

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: