Club literario El rincón del caminante

Lejos del ruido

Apareció esa confianza

siempre presente

y movió las montañas ácidas,

que, en adelante, fueron dulces

y acolchadas, suaves,

para que nada molestara

su convivencia, ya alejada

del mundanal ruido.

 

Juan T.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: