Club literario El rincón del caminante

Madrid

La historia de Madrid (España) está marcada por el establecimiento en ella de la corte real (junio de 1561) y con la consolidación del país, siendo Madrid la capital de éste. Sin embargo, antes de esto el área de la actual ciudad ya había sido poblada con el establecimiento de comunidades más o menos relevantes. La aparición de Madrid en la historia data del siglo IX, siglo en que el emir Mohamed I (852886) levanta una fortalezaen el lugar ocupado actualmente por el Palacio Real.

Paleontología

La ciudad de Madrid posee ricos yacimientos paleontológicos muy, muy anteriores a la aparición del ser humano: en el Mioceno medio, hace unos 18 millones de años, donde se ubica el Puente de Toledo habitaron faunas propias de un clima cálido y seco, destacando la abundancia de un tipo de rinoceronte sin cuernos que, al ser definidos aquí por primera vez, recibieron el nombre de Hispanotherium. Otros yacimientos importantes de las mismas fechas son los del cerro de San Isidro, La Hidroeléctrica, la calle Moratines, elapeadero de O’Donnell, la estación Imperial y el Paseo de las Acacias (Arganzuela). En ellos hay presencia del mismo rinoceronte y otras faunas cálidas subtropicales, principalmente rumiantes, entre ellos los antílopes más antiguos conocidos en España y ciervos antiguos, pero también paleomerícidos y tragúlidos).

De hace unos 15 millones de años datan los fósiles exhumados en el Puente de Vallecas, en los que dominan los équidos(Anchitherium ezquerrae) y los cérvidos (Heteroprox moralesi), indicando un cambio climático importante: frío y humedad.

De hace 13 millones de años, aparecen en la calle Alhambra una considerable cantidad de fósiles de tortugas gigantes terrestres (Geochelone bolivari), así como un peculiar rinoceronte sin cuernos pero de grandes incisivos (Aceratherium simorrense) y un antílope (Tethytragus langai) que parece haber desplazado a los ciervos.[1] [2]

Bifaz achelense de 200.000 años APhallado en el Cerro de San Isidro (M.A.N.)

Época prehistórica y romana

Del Cuaternario existen hallazgos arqueológicos que prueban la existencia de población humana en las terrazas de los ríos Manzanares, Jarama y Henares desde el Paleolítico. Muchos de estos lugares son conocidos desde el siglo XIX y actualmente están bajo zonas urbanizadas, aunque, afortunadamente, el Museo Arqueológico Nacional conserva una buena provisión de fondos arqueológicos que están siendo revisados y que corresponden a una decena de yacimientos del Paleolítico Inferior y Medio.[3]Además, el control de las obras[4] y de las explotaciones de áridos ha permitido descubrir lugares relativamente bien conservados.[5]

Ya en el periodo histórico,[6] no existen evidencias de que existiera ningún poblamiento de entidad dentro del actual término municipal durante las épocas romana y visigoda. No obstante, sí que existen rastros de la existencia de poblamiento disperso.[7] [8] La vieja creencia de que el arroyo Meaques, en laCasa de Campo, pudo ser la venta romana (en latín, mansio) llamada Miaccum, situada sobre la vía que unía Titulcia con Segovia, está hoy desechada. El poblamiento romano identificado hasta ahora apunta a varias villae o casas de campo señoriales más o menos próximas al río Manzanares,[9] en puntos como Ciudad Universitaria,[10] puentes de los Franceses y de Segovia, Puerta del Ángel y Camino del Robledal. Conocidas de antiguo son las villae de Villaverde Bajo[11] [12] y la llamada “Quinta de los Carabancheles”, ambas con mosaicos (los de la segunda en el Museo Municipal de San Isidro).

Ya a época visigoda se atribuyen los primeros restos de una basílica del periodo hispano-visigodo en el entorno de la iglesia de Santa María de la Almudena[13] y que podría demostrar la evidencia de un asentamiento urbano en ese periodo. Otras muestras arqueológicas de la presencia de una población estable en Madrid son los restos de dos necrópolis visigodas, una en la antigua colonia del Conde de Vallellano —paseo de Extremadura, junto a la Casa de Campo— y otra en Tetuán de las Victorias. También de época visigoda (fechada en el 697) es el primer documento escrito de Madrid: la lápida que se encontraba en el claustro de Santa María de la Almudena probablemente hasta mediados del siglo XIX y que fue recogida por diversos autores durante el siglo XVII[14] [15]

Información obtenida de la Wikepedia

 
Imagen de perfil de Nacho

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: