Club literario El rincón del caminante

Mar

Es él, sí,

o ella,

es el mar,

el nuestro,

o la mar,

nuestra también,

 

Nacimos

de él, de ella,

de su quehacer,

de su amor,

de sus tempestades,

de su pasión,

de su colorido,

de su agua,

fuente de vida,

con su sal

que es fuerza.

 

Lo tenemos ahí,

a él, a ella,

que nos baña,

que humedece

las partes de una existencia

que se hace todo

en sus esencias,

con sus composiciones perfectas.

 

Es puro origen

en esta tierra murciana,

como en otros sitios,

aunque aquí lo perciba con más nitidez,

a él, a ella,

como especial,

que lo es de veras.

 

Voy permanentemente a su encuentro

abriendo, cerrando,

y abriendo de nuevo

el ciclo de la vida.

 

Es mi mar: él, ella.

 

Juan Tomás Frutos.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: