Club literario El rincón del caminante

MI DULCE ALEGRIA

MI DULCE ALEGRIA

 

 

 

Caminaba al mediodía, una mala
decisión dirán es un calor sofocante,
el sudor sin recato alguno , resbala 
por la espalda y busca como salir
al exterior, poco le falta ya llega donde
se acaba la pendiente y se acuna
en el enmedío esto no es agradable,
con disimulo voy despojando al
humano de ataduras para dar salida
al salvaje, y correr con alegría
hacia las olas que revientan gustosas
y nos dan un obsequio sin igual
columnas de blanca espuma un
espectaculo sin igual, mas alegre
es esto pues al reventar de las
olas, como un regalo no esperado
surguio , allí esta ella, una
nereida sin tritones de escolta, solo
un par de delfines caracoleando y
emitiendo silbidos de indiscutible
chillido, alrededor de este bello
espectaculo gaviotas y golondrinas
de amor, se elevan en graciosas piruetas
como diciendo, hey no te olvides de
regresar al atardecer, pues la noche no
te debe fuera del agua sorprender…………
Si era una bella nereida, que sonreía
sin temor, y su mano extendía ,
diciendo ven, si su nombre es 
Dulce alegría, pues dulce era su risa!!
 
Autoría: José Antonio/Corazón de león.
 

4 comentarios

  1. Bonita descripción de un caluroso día junto al mar entre la belleza de los delfines y las gaviotas, y una bella ninfa de las aguas que clama por tu compañía. Felicito tus letras, José Antonio, y te dejo mi saludo fraternal.

     
  2. Rebosa Naturaleza tu Obra José Antonio…sublime pluma!
    Felicidades!

     
  3. Hola Pedro, gracias por tu visita y comentario, feliz atardecer!

     

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: