Club literario El rincón del caminante

Mutilación.

Mutilación.

Mutilación

.
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

      Nunca ha tenido tanto efecto la sombra de mi cortina,

como el corte diagonal de mi respiración.

.

      Siempre mutilada,

         siempre cortada de tajo,

             como el tronco cuando lo cercena la materia…

 .

     Mutilación discontinuada, herencia de mis genes,

cargas impertinentes de un sueño profundo,

 .

inmaterial,
inmemorial,
incandescente,

 .

     Mutilación, burda palabra para definir mi nombre.

.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

                                                                                    Daanroo Mattz

 

 

2 comentarios

  1. Muy interesante, no habrá compostura a estas mutilaciones??

     
    • Ya me lo dirá usted mismo, caballero… ya me lo dirá…!

      Por cierto, de acompañarle al baile, -respuesta que se me extravió hacia algún lugar indefinido de la red… sostengo… que la individualidad del ojo, es lo más permeable que la magia de la palabra posee… ya no se diga, del silencio que con su maravillosa coordinación, se recrea en si mismo, formando sonidos y por tanto música… y al fina, como graciosa maravilla, movimiento, baile, posesión, distinción…. infinidad de palabras existen para responder a su escrito titulado “Baile….”

       

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: