Club literario El rincón del caminante


Club literario El rincón del caminante

PADRE

Padre, ya ves, no te diste cuenta del daño que me hiciste al no educarme.
Solo me dijiste que era un genio, que no me preocupara de nada. Para ti era lo mas fácil, ya que tenías otros problemas mas importantes,.
Padre, ya ves, el daño que me hiciste al enseñarte las notas del colegio con todo suspendido y decirme, que no me preocupara ya que era muy inteligente, y triunfaría en la vida, mientras tus profesores son solo unos muertos de hambre.
Para tí, decirme esto, era lo mas sencillo. Tenías otros problemas mas importantes que tu hijo. Necesitabas ganar dinero, mucho dinero, y no querías otras distracciones.
Así, que, al creerme todas tus mentiras, nunca me esforcé en nada, nunca tuve ganas de luchar por ninguna ilusión, por tener alguna meta, ya que te creí, e iba con la mascara de triunfador sin haber hecho nada. Vivía feliz y engañado hasta que de verdad supe como era realmente. Una persona vulgar y corriente., y lo que me supuso fue tener un miedo terrible a la vida, una angustia cada vez mayor por el paso de los años, por no haber rectificado a tiempo, por no haber reflexionado y seguir ciego creyéndome tus mentiras.
Acabé destrozado por las drogas por el miedo a enfrentarme a la realidad y querer seguir siendo siempre un niño inocente.
Padre, te quiero, ya que ahora sé lo realmente difícil que es educar a los hijos, y todos lo intentamos hacer lo mejor posible, y que, si, tu padre si que te preocupaste por tu familia , por mi, por eso tu ambición era ganar dinero, mucho dinero, para que no nos faltara nunca de nada, pero la vida, el tiempo es implacable, y a nadie nos han educado para enfrentarnos cara a cara con la realidad, con la vida, y solo construimos muros para evitar que llegue la muerte.
Como decía Lennon : « La vida es lo que te pasa, mientras estas ocupado haciendo otras cosas»

 

 

Deja un comentario