Club literario El rincón del caminante


Club literario El rincón del caminante

Club Literario El Rincón Del Caminante

Antes de entrar deberás leer y aceptar las NORMAS

Club literario

En primer lugar informaros que el Club Literario El Rincón Del Caminante es de libre acceso, se pueden visitar todas las páginas libremente, no se exige la previa suscripción o registro de los Usuarios.

La suscripción y utilización del club literato es totalmente gratuita para los miembros.

El acceso al Club Literario El Rincón Del Caminante implica la aceptación de las condiciones generales, así como la aceptación de las normas.

Antes de entrar deberás leer y aceptar las NORMAS.

Archivos

Por si nos interesan

 Escribimos los deseos más esenciales en unas olas de mar. Los sabios han de guardar los aspectos más cordiales. Sabemos que se van. Es importante saber dónde, por si nos interesan de verdad. Juan T. »

TOP ANCESTRAL

TOP ANCESTRAL

    TOP ANCESTRAL     Autor.- Pedro González López.     El por qué, de noche oscura lo motiva… “Hacer el Amor” ¿llega el momento? Resplandor… luz, más luz ¡oscuro!… Hechura.   ¡Top Ancestral!… Se asegura para amarse… ¡cierto furor! con oscuridad… es mejor, prima ¡la intimidad! Natura.   ¿Cuánta Verdad? Creo, ninguna Mas, da que pensar ¿Qué Soñar?… Si Quererse, es… ¡La Fortun... »

Poder

 No hay nada como ver a una persona en un lugar cómodo, eso sí, sin que constate que la oteamos. Podemos contemplarla, sin duda, como es, al igual que en las situaciones de tensión, de enfrentamiento, de hostilidad, en la que tampoco es capaz de esconder lo que lleva dentro. Me quedo desde esta interpretación, no obstante, con la situación amable. La diviso en una foto antigua: un torero en u... »

Más que eso

 Dime que la sonrisa lo es todo en este ensueño que es el territorio común. Tócame.     Nos presentamos en el punto donde se enlazaron nuestros ancestros, que suponen cuanto somos para decidir una parte del presente y del futuro.     Las otras laderas penden de nosotros, que nos reseñamos con el contento y la sonrisa en forma de pretensiones decisivas.     Cuénta... »

De verdad

 Me verás en la misma esquina, procurando que todo marche al ritmo apetecido, con los dones mágicos de cuanto tuvo algo de sentido.   Nos hemos de envolver de paciencia, de creencia, de estudios que nos amansarán. Hemos destacado por estar juntos.   Los hechos nos encumbran a las noches más regaladas. Nos estiramos para tocarnos, para ser, para vivir.   Los ecos del pasado se h... »

Reflejo

 Reflejas lo que soy. Eso quiere decir que algo bueno hemos hecho. Los dos somos más juntos. Nos reflejamos y entendemos. Juan T. »

ACEPTAR LA VIDA ¡CLAVE!

ACEPTAR LA VIDA ¡CLAVE!

    ACEPTAR LA VIDA ¡CLAVE!   POEMA DEDICADO A: Dña. ROSA M. B.   Autor.- Pedro González López.     ¡Desgarra! No pueda aliviar… todas las penas, de su Alma, debe ¡implorar! Amor, calma, ¿fin?… Alegría, consolidar.   Paz… podemos desarrollar… para quitar, “esa” alarma… que a todo Querer, desarma… por miedo a perder ¡bienestar!   Aceptar “La Vida” ¡Clave! También, que estamos de paso, ¿P... »

AMOR BUCÓLICO

AMOR BUCÓLICO

  AMOR BUCÓLICO Aquí estoy esperando la llegada del amor, pasa por mi lado, me hace un guiño, lo dibujo en un cuerpo de mujer pero se aleja. Yo te sueño, mis días  y mis noches sienten el latido de tu corazónenamorado, mujer de labios vigorosos y sonrisa amplia, ámame en las apacibles tardes de un parque citadino. Une tu corazón al mío para producir una urdimbre de sentimientos que  nos lleve... »

Donde haga falta

 Nos facilitamos la vida con más vida, llenándonos de pensamientos que nos han de indicar la parte en la que podemos añadir expresiones singulares.     Nos estableceremos con características y similitudes que nos han de poner en el punto más adecuado. Hemos de ser.     Construyamos más con todo ese tono que nos ha de plantear el mejor arreglo posible. Nos llamaremos con ca... »

Lo demostramos

 Demostramos algunos anhelos que nos llevan donde nos ponemos en guardia con una verdad, el amor y todo su infinito. Lo demostramos. No faltan ansias. Juan T. »