Club literario El rincón del caminante

Como serán mis días sin ti…

Como serán mis días sin ti…

 

 

Como serán mis días sin ti,
no lo imagino todavía , aún esta
presente el aroma de tu juncal cuerpo
y todavía no digiero la idea de estar
sin ti…..
Tú, que solo tú, haces que todo se
vea diferente , a tu lado, el sol aunque
el día este nublado su calor se percibe
sin menoscabo,
Tú que de las flores, siempre escogiste
la mas pequeña, pues en tu discernir ellas
también merecen ser apreciadas, pues
no están desnudas de su aroma……..
Tú, que la mas bella melodía,
no es la que  ejecuta la orquesta
sinfonica, sino la suave y coqueta
risa del niño al ser acariciado 
por su madre……..
Tú, que al atardecer de cada día,
has hecho de tu compañía el mas
grande regalo, sin artificios ni
engaños, solo por el calor de tus
risas….
Si, no imagino como serán 
mis días sin ti, solo se que ya
no serán iguales, el sol se
vestirá de tristeza y la luna
por las noches, llorara en silencio
tu ausencia, 
Si, yo en compañía de las
aves, los mirlos, gorriones, y
zinzontlis, añoraremos la melodía
cálida y sonora de tu risa…..
Cuando volveremos a verte, te extraño
vida mía, no prologues
demasiado tu ausencia…………….
Autoría: José Antonio/Corazón de león.
 

4 comentarios

  1. Amigo José Antonio:
    Bello, romántico y nostálgico versar con que acaricias las horas en el atardecer de nuestra existencia, muy bello!
    Mil gracias por compartir y que tengas felices días.
    Un saludo cariñoso.
    Emilia.

     
  2. Mi buen José Antonio:
    De joven estaba enamorado de una bella dama, pero muy veleidosa que pronto me cambió por un mejor partido. Y sentí los que en tus versos tan magistralmente describes. Pero la vida tiene sus ratos buenos, una bellísimo dama me ha acompañada por más de 40 años. Si ella me llegara faltar sería terrible. Un abrazo.

     
  3. Hector, apreciable amigo, nadie tiene la certeza de como sera su vida y el devenir, pues el destino es incierto, mas hay una certeza de que todo lo que sucede, así debería de ser, lo que te paso sirvió para fortalecerte y que supieras apreciar a quien estuve enfrente…

     

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: