Club literario El rincón del caminante

Sultán, el más fiel compañero

Sultán, el más fiel compañero

Sultán, el más fiel compañero

“Al leer el escrito de Héctor he recordado a mi fiel amigo y compañero Sultán, este escrito se lo dedico a él”.

Había una vez un perro que se llamaba Sultán. Era mi mejor amigo, mi madre lo trajo a casa cuando yo tenía doce años, para que estuviera cuidando de mi abuela que era muy mayor. Fue creciendo en nuestra familia como uno de nosotros.  Nos gustaba jugar con él y además a mi abuela le hacía mucha compañía. A medida que el tiempo pasaba, se convirtió en su mejor amigo.

Siempre que había algún problema, allí estaba Sultán ayudando, se preocupaba por todos. Era el perro alfa de la casa. Mis hermanos se iban casando y abandonando el domicilio paterno. Pero mis hermanos se quedaban tranquilos, pues nos quedábamos protegidos por Sultán, además de acompañar a la abuela, cuidaba de la casa, para que ningún ladrón pudiera entrar.

Mis hermanos tuvieron hijos, y así es como aumentó la familia y cada vez que mis sobrinos nos visitaban, solían abrazar con fuerza a Sultán. Un perro adorable.

Una vez estando durmiendo, fuimos sorprendidos por un ladrón en casa. Pero vio a Sultán, y comenzó a ladrar con el escándalo que organizó puso en pie a todos los vecinos, que, alarmados por los chillidos de mi madre, llamaron a la policía.

Por lo tanto, Sultán se hizo aún más querido por todos, incluyendo la policía. Era un perro valiente y no tuvo miedo, cuando se enfrentó al ladrón para que no pudiera huir con las joyas que mi madre tenía.

Ya han pasado unos años que murió y, sin embargo, todavía nuestro perro Sultán es recordado por todos. Nos encanta que mi perro Sultán permanezca siempre en nuestros corazones

©Adriana Silvano

 

4 comentarios

  1. Un forma sencilla, pero llena de cariño, para recordar a ese “amigo Sultán”
    Lindo leerte, amigaza
    Abrazotes

     
  2. Adriana, nuestros hermanos menores que no deben faltar en casa. Lindo escrito que disfruté, mi amiga.
    Mil gracias por compartir, recibe mi felicitación y un abrazo.
    Feliz martes.
    Emilia.

     
  3. Lindo y sentido homenaje, me uno a lo que dice M.Emilia son nuestros hermanos pequeños y los tenemos que cuidar, porque ellos inconscientemente o conscientemente, cuidan de nosotros.
    Besos
    Marisol

     
  4. Mi querida Adriana:
    El Sultán radica en tu corazón aunque él se encuentre en la dimensión desconocida. Te cuento que yo tengo un perro enorme: el Hachi, es un Akita Innu americano Un abrazo.

     

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: