Club literario El rincón del caminante

Con toda la parsimonia

Concluyamos con las emociones que nos envuelven de intensidad. Nos volcaremos en las memorias que nos colectivizan.

 

Hemos de abundar en los negociados más destacados con reglas y normas de avanzada ilusión. Nos querremos por siempre.

 

Agudizaremos el ingenio con una distracción superior. Nos hemos de añadir a la base más perfecta. Hemos ofrecido la máxima lealtad.

 

Nos gozaremos en aspectos de antaño que nos inclinarán hacia el instinto básico. No nos quedemos detrás del todo. Podemos mucho. 

 

Nos escucharemos. Hemos calculado. La vida es. Nos llamamos. Nos pedimos ir hacia delante con toda la parsimonia. Y, claro, vamos.

 

Juan TOMÁS FRUTOS.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: