Club literario El rincón del caminante

Trasladando letras: El desván de los ripios.

 

 

 SOR AMPARO

Oh, pequeña sor de la Valldigna…
de la ilustre Iglesia, aprendiz
no viene de vos lo que me indigna…
me apena, me obnubila, mi desliz

Dejad vuestra cuita, aún benigna
que abadesa sois, no meretriz…
mas no haga de ello una consigna
follar es sano, a más, hace feliz…

Afinada, !Y de un agujero solo!
como esa que dicen de Bartolo
la flauta de su esposo espera

Muñid el instrumento con decoro
importante disfrutar del protocolo
!Y tragad la melodía entera!…

Comentario por Daanroo Mattz el mayo 12, 2014 a las 8:07pm
Borrar comentario

  Como diría Rimbaud, “El poeta se hace vidente por medio de un largo, inmenso y razonado desarreglo de todos los sentidos…”

O como dirían en mi tierra….  “Agarra el toro, por dónde se deje: que por los cuernos, ya está muy visto….”

Sir. hace tiempo que no me introducían a la singularidad y particularidad de una SOR – presa…

tan refinada y absuelta…

Un placer leerle.

..,.,.,.,.

¡Qué delicia, volverlo a leer…!

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: