Club literario El rincón del caminante


Club literario El rincón del caminante

Ventanas abiertas

Me dictas el ritmo

que necesito,

y soy feliz así,

con amor,

que lo es por sencillo

y verdadero,

y porque me invita a declararme

incondicional de ti.

Lo soy.

 

 

Me refieres el tono

de una vida nueva,

que, siendo la misma,

refleja un sabor distinto.

Hemos variado el eje.

Te tengo, nos tenemos,

nos valemos, nos recibimos

y podemos mucho,

casi más y más.

 

 

Me nombras

y aparezco en la realidad

que configuramos

en un aparte que dignifica.

Eres distracción y presente

desde un futuro que embriaga.

 

 

Tonificamos las pieles,

que quitan las ópticas

de antaño, de siempre,

para convertir lo eterno

en gracia placentera.

 

 

Reconozco mi fortuna

desde el primer momento

en que coincidimos.

La suerte tiene sus caprichos:

contigo trajo virtudes,

las que ostentas y repartes,

e incluso las que fomentas en mí.

 

 

Me subrayas las verdades

en etapas que fermentan.

Me hacen activarme,

y eso es ya salud y futuro.

 

Con todo esto sabemos

que más vendrá:

lo recogeremos

como grata cosecha,

pero no pediremos más.

 

Las ventanas están abiertas.

 

 

Juan Tomás Frutos.

Deja un comentario